Para comenzar, ¿Qué son las subastas judiciales? Se trata de la determinación del precio de venta de aquellos bienes que se encuentran en licitación pública. Claro está que todo el procedimiento durante una subasta judicial ha de estar respaldado por la Ley de Enjuiciamiento Civil. A continuación para informarte más a detalle al respecto, te recomendamos que visites subastas judiciales en Málaga.

Entre el objetivo principal de toda subasta judicial se puede decir que es el alcanzar una mejor difusión. Donde la meta es el adquirir el mejor precio entre todos los bienes que se encuentran subastados. Por lo general esta clase de subastas no son más que un proceso de apremio que se encuentra integrado a una cierta cantidad de actos procesales. Al final de dicha subasta se ha de fijar un precio de venta y por supuesto ha de haber un comprador dispuesto a comprar dicho bien. Sin embargo también es importante el tener en cuenta que antes de comenzar una subasta judicial, se debe considerar ciertos actos que deben ser desarrollados con anterioridad, como por ejemplo:

  • Certificación de cargas
  • Avalúo
  • Publicidad en el BOE
  • Aprobación del remate
  • Decreto de adjudicación
  • Entrega de la posesión
  • Distribución del precio entre los acreedores

Estos son tan solo algunos de los actos a tomar en cuenta. Claro está que dependiendo las circunstancias se añadirán otros…

Las ventajas de una subasta judicial

En cuando al comprador ofrece múltiples beneficios tales como:

  • Ahorro de dinero. Gracias al simple hecho de que en este caso los compradores cuentan con un precio que por lo general es mucho más económico en comparación con la compra tradicional de bienes. De esta forma el comprador que ha decidido invertir dinero y algo de su tiempo en dicha subasta contara con un bien de calidad a un precio realmente tentador.
  • Es una excelente inversión. Debido a que el comprador logra ahorrar una considerable suma de dinero por este medio de compra. Puede adquirir de igual forma otros bienes, ahorrándose cada vez más dinero, para posteriormente venderlos y por supuesto obtener una ganancia. Sería una forma de entrar en el mercado de la inmobiliaria, lo cual daría una excelente ganancia a nivel económico. Razón por la cual muchos que poseen el capital necesario apuestan a la inversión de ello.
  • Es de causa justa. Luego de haberse realizado un proceso judicial. El juez encargado ha de haber determinado que el acreedor podrá cobrar al deudor el monto que ambas partes hayan acordado. Debiendo forzarse la venta de aquellos bienes que posea el deudor hasta que logre llegar a la suma pactada.
  • El adquiriente del bien puede venderlo cuando guste. Esto es gracias a que la ley especifica claramente que si algún ciudadano adquiere un bien por medio de la subasta. Bien está en su derecho de poder venderlo no solo cuando guste. Sino que además podrá hacer según el precio marcado. Todo esto sin que se le llegase a aplicar un enriquecimiento injusto. Lo cual sin duda alguna asegura de que el comprador contara con un bien sobre el cual podrá hacer el gusto que mejor le plazca.